19 jun. 2009

Poesia...

Robert Louis Stevenson
"Algún día nos amamos"
Por la espesura de bayas y las islas de juncos, como a través de un mundo que sólo fuera cielo, oh firmamento invertido, la barca de nuestro amor se deslizaba. Radiantes como el día eran tus ojos, radiante la corriente fluía y era radiante el alto cielo. Días de abril, aires del Edén...Cuando murió la gloria en el dorado crepúsculo, brillante ascendió la luna, y llenos de flores al hogar regresamos. Radiantes fueron tus ojos esa noche, habíamos vivido, oh amor...Oh amor mío, habíamos amado. Ahora el hielo aprisiona nuestro río, con su blancura cubre la nieve nuestra isla, y junto a la lumbre invernal Joan y Darby dormitan y sueñan. Sin embargo, en el sueño, fluye le río y la barca del amor aún se desliza...Escucha el sonido del remo al cortar sus aguas. Y en las tardes de invierno cuando la fantasía sueña en el crepitar de la chimenea, en sus oídos de viejos enamorados el río de su amor canta en los juncos. Oh amor mío, ama el pasado, pues en algún día fuimos felices y algún día nos amamos. "
Charles Bukowski
El amante de las flores"
En las montañas de Valkeri entre los pavo reales que se pavonean encontré una flor tan grande como mi cabeza y cuando me estiré para olerla perdí el lóbulo de la oreja parte de la nariz un ojo y la mitad de la cajetilla de cigarrillos regresé al siguiente día con la intención de cortar aquella maldita cosa pero la encontré tan hermosa que en cambio maté un pavo real. "
Mario Benedetti
Estados de ánimo"
A veces me siento como un águila en el aire. Unas veces me siento como pobre colina y otras como montaña de cumbres repetidas. Unas veces me siento como un acantilado y en otras como un cielo azul pero lejano. A veces uno es manantial entre rocas y otras veces un árbol con las últimas hojas. Pero hoy me siento apenas como laguna insomne con un embarcadero ya sin embarcaciones una laguna verde inmóvil y paciente conforme con sus algas sus musgos y sus peces, sereno en mi confianza confiando en que una tarde te acerques y te mires, te mires al mirarme. "
Federico Garcia Lorca
SI MIS MANOS PUDIERAN DESHOJAR
Yo pronuncio tu nombre en las noches oscuras,cuando vienen los astros a beber en la luna y duermen los ramajes de las frondas ocultas.Y yo me siento hueco de pasión y de música.Loco reloj que canta muertas horas antiguas. Yo pronuncio tu nombre,en esta noche oscura,y tu nombre me suena más lejano que nunca. Más lejano que todas las estrellas y más doliente que la mansa lluvia. ¿Te querré como entonces alguna vez? ¿Qué culpa tiene mi corazón? Si la niebla se esfuma, ¿qué otra pasión me espera?¿Será tranquila y pura?¡¡Si mis dedos pudieran deshojar a la luna!!
Jorge Luis Borges
LA LUNA
Tanta soledad en ese oro. La luna de las noches no es la luna que vio el primer Adán. Los largos siglos de la vigilia humana la han colmado de antiguo llanto.
Mírala. Es tu espejo.
AUSENCIA
Habré de levantar la vasta vidaque aún ahora es tu espejo:cada mañana habré de reconstruirla.Desde que te alejaste,cuántos lugares se han tornado vanos y sin sentido, iguales a luces en el día.Tardes que fueron nicho de tu imagen, músicas en que siempre me aguardabas,palabras de aquel tiempo, yo tendré que quebrarlas con mis manos. ¿En qué hondo nada esconderé mi alma para que no vea tu ausencia que como un sol terrible, sin ocaso,brilla definitiva y despiadada? Tu ausencia me rodea como la cuerda a la garganta, el mar al que se hunde.
Julio Cortazar
PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA
Has visto verdaderamente, has visto la nieve, los astros, los pasos afelpados de la brisa, Has tocado de verdad, has tocado el plato, el pan, la cara de esa mujer que tanto amàs, Has vivido como un golpe en la frente el instante, el jadeo, la caìda, la fuga, Has sabido con cada poro de la piel, sabido que tus ojos, tus manos, tu sexo, tu blando corazòn, habìa que tirarlos, habìa que llorarlos, habìa que inventarlos otra vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada